Miércoles, 26 de noviembre de 2014|

14 visitas ahora

 
estás en Valladolid Republicana estás en Organizaciones

Casa del Pueblo de Valladolid

Las Casas del Pueblo eran lugares de reunión que funcionaban como locales sociales para los afiliados y simpatizantes de los diversos Sindicatos y de las Agrupaciones Socialistas. Los trabajadores se reunían en cantinas, casinos, casas particulares o corrales, dependiendo de sus posibilidades en cada localidad; pero cuando reunían fuerzas suficientes, se esforzaban en alquilar o comprar un local digno donde poder radicarse de forma estable.

Edificios que hoy día ocupan el lugar de la Casa del Pueblo de Valladolid, en la calle Núñez de Arce

Las Casas del Pueblo cumplían muchas funciones, pues reunían teatros, aulas donde se impartían clases nocturnas y conferencias, cafés, bibliotecas, despachos… estos locales eran sufragados por los afiliados mediante cuotas y aportaciones voluntarias, y eran los mismos socios quienes las levantaban y acondicionaban con sus propias manos.

En la ciudad de Valladolid se creó un Centro Obrero muy pronto, a principios del siglo XX. En aquella época existía ya una Agrupación Socialista y una serie de Sociedades de Oficios, afectas a UGT.

Este Centro Obrero estaba en la calle del Salvador, en el número 6. El edificio, muy antiguo, fue originalmente un convento y después un colegio. Los promotores y afiliados organizaron allí las diversas Secretarías, una biblioteca, un cafetín y un salón de actos. Los días señalados se colgaba en la fachada una gran bandera roja. Todo esto se hacía bajo la dirección de un hombre conocido y respetado por todos los vallisoletanos: el tipógrafo Remigio Cabello Toral, padre del socialismo vallisoletano y que llegaría a ser el referente de los socialismos en nuestra provincia.

Desde este primitivo Centro Obrero se trabajó con entusiasmo y habilidad, y a finales de los años 20, en una ciudad que no alcanzaba los cien mil habitantes, había 32 Sociedades constituidas que acogían a 8.689 afiliados. El local quedaba pequeño y no reunía las condiciones necesarias para seguir desarrollándose, y así fue como se planteó la posibilidad de fundar una nueva Casa del Pueblo.

Y en mayo de 1927 se tomó, por fin, la decisión. El edificio elegido fue el palacio de los marqueses de Verdesoto, que estaba situado en la calle Fray Luis de León e iba de un lado a otro de la manzana. La decisión era importante: el precio ascendía a 175.000 pesetas de la época; una fortuna que iba a suponer un gran esfuerzo para todos los afiliados y simpatizantes.

La ilusión y el entusiasmo de todos ellos eran enormes. Dos dirigentes de la época, Antonio García de Quintana y José Antonio García Santelices, realizaron una entrevista explicando los detalles de la compra, la situación del edificio y sus detalles y las necesidades que se deberían afrontar.

En la nueva Casa del Pueblo se proyectaban las oficinas de todas las Sociedades, y además, biblioteca, café, salones para bailes y representaciones, una cooperativa de consumo para los socios y la universidad Pablo Iglesias.

El capital necesario salió de los bolsillos de los asociados. La escritura de la propiedad se puso a nombre de Víctor Valseca, miembro histórico del Partido Socialista y persona respetada por todo el mundo, que fue autorizado por el Congreso Extraordinario de la Federación.

El local estaba, según el gran alcalde socialista Antonio García de Quintana, “en la mejor zona de la calle Fray Luis de León, frente al solar donde estuvo la prisión del gran poeta místico”. Se trataba de un antiguo palacio con una extensión de casi 2.000 metros cuadrados, lo que permitiría establecer una cooperativa de consumo, un amplio café, salones de recreo y de actos, teatro, sala de lectura, escuela de primera enseñanza, escuelas de aprendices y sobre todo, la Universidad Popular Pablo Iglesias. Estas eran las expectativas con que nació la Casa del Pueblo de Valladolid en esta segunda etapa, y que miles de vallisoletanos se afanaron por cumplir.

Pero se necesitaban medios materiales, como es de suponer; y se allegaron a base de recaudaciones voluntarias que, en forma de aportación hicieron los socios, las Sociedades, los amigos y los simpatizantes.

El año 1930 se despidió con un par de grandes disgustos: el intento fallido de proclamación de la República en Jaca y el incendio que devoró la Casa del Pueblo de Valladolid, reduciéndola a escombros. Parecía que las circunstancias se conjuraban contra la idea republicana, pero los vallisoletanos no se apocaron: limpiaron los escombros y se dispusieron a levantar un nuevo edificio con sus propias manos. Los albañiles y trabajadores de todos los oficios de la construcción, agrupados en la Sociedad La Progresiva se pusieron a la tarea: hicieron los cimientos, levantaron los muros, colocaron las ventanas… Mientras, otros afiliados entregaban un día de su salario y organizaban rifas, y el Coro y el Cuadro Artístico multiplicaban sus actuaciones con fines recaudatorios.

Por fin, la Casa del Pueblo quedó terminada y lista para su inauguración a principios de 1936. Ninguno de los que colaboraron en su construcción y que tantísima ilusión y energía habían puesto en ella pudieron siquiera imaginar la tragedia que se avecinaba y que iba a impedir que aquella flamante Casa del Pueblo fuera inaugurada jamás.

A falta de remates interiores, en julio de 1936, la Casa sirvió de trampa mortal para muchos de los afiliados vallisoletanos.

Asedio, disparos de metralleta y cañonazos fueron la despedida de aquella ilusionante empresa. Todavía quedaban cantidades pendientes de pago, y otras, adelantadas generosamente por afiliados como Nicéforo Velasco, veterinario municipal, salvajemente maltratado y fusilado en fechas posteriores.

En julio de 1936, al ser asaltada la Casa del Pueblo por los traidores a la República, había en el local Cajas de Resistencia y Solidaridad de diversas Sociedades, además de bienes y enseres de todo tipo, propiedad de los afiliados. Todo desapareció, esfumándose en la nada.

El 29 de julio de 1937, un año después, la propiedad pasó al Estado franquista mediante su incautación. Se cumplía así el artículo 12 del Reglamento de Administración. El local pasaba a ser propiedad de la Delegación Nacional de Sindicatos de Falange Española y Tradicionalista de las JONS.

Saqueo, incautación, apropiación… y la Casa del Pueblo quedó como trofeo en manos de los que durante tantos años habían conspirado contra ella. Quedarían entre sus muros los ecos de la ilusión y la alegría de sus verdaderos dueños, los obreros de Valladolid; queda su recuerdo y nuestro homenaje a todos ellos, junto con la determinación de divulgar la Verdad de lo ocurrido, y exigir por ello Justicia y Reparación.

Tras el incendio sufrido por el palacio de los marqueses de Verdesoto, edificio comprado por las Sociedades Obreras, UGT y Agrupación Socialista de Valladolid en 1927, se encargó la edificación de un nuevo edificio en el solar de la calle Fray Luis de León, con fachada a la calle Núñez de Arce. El proyecto fue encargado al arquitecto Jacobo Romero, simpatizante socialista y empleado de la Diputación de Valladolid. Ubicación de la Casa del Pueblo sobre un plano de 1929. En la fachada posterior de la Casa del Pueblo (calle Fray Luis de León) hoy se encuentra la Delegación de Defensa
 
Represion Franquista Valladolid

Noticias Federación Estatal
de Foros por la Memoria

Concentración antifascista en la fosa de Salinas (Castrillón-Asturias) [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 26 de noviembre de 2014]

Manuel Rivas: “Lo que existe, y es muy potente, es la industria de la desmemoria, la industria del olvido” [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 26 de noviembre de 2014]

Muerte en Sevilla, Ciudad de Desmemoria [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 26 de noviembre de 2014]

PP Cuenca asegura que, con la retirada de símbolos franquistas de la catedral, Ávila se preocupa de “sandeces” [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 26 de noviembre de 2014]

El espíritu del 31, el mar y un Ford negro [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 26 de noviembre de 2014]

El presidente de la Asociación de la Memoria Histórica de Ronda deja la huelga de hambre [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 26 de noviembre de 2014]

Chile:  “Ninguna calle llevará tu nombre”: el proyecto para borrar cualquier vestigio de homenaje a la dictadura de Pinochet [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 26 de noviembre de 2014]

Jornada de Memoria Democrática [publicado en Foro por la Memoria - Federación Estatal de Foros por la Memoria el 26 de noviembre de 2014]

0 | 8 | 16 | 24 | 32 | 40 | 48 | 56 | 64 | ...

Conferencia Ian Gibson Ateneo Republicano Valladolid

Ian Gibson y Orosia Castán en Valladolid

Conferencia Ian Gibson Ateneo Republicano en la universidad de Valladolid

Presentación audio-visual Listado de víctimas del golpe de estado franquista en la provincia de Valladolid

Presentación audio-visual Listado de víctimas del golpe de estado franquista en la provincia de Valladolid

Presentanción en el Ateneo Republicano de Valladolid del Listado de víctimas del golpe de estado franquista en la provincia de Valladolid +info:http://www.represionfranquistavalla...

Tudela 1936

Corto-documental Tudela de Duero 1936

"Corto-documental que narra los hechos acaecidos en Tudela de Duero (Valladolid) en la sublevación militar del 18 de julio de 1936 y la posterior represión.Presentado el día 9 de julio de 2011 en el (...)

0 | 3 | 6 | 9 | 12 | 15